16 septiembre 2011

La tauromaquia. ¿Arte o tortura?

La tauromaquia se considera una actividad cultural y tradicional española conocida en muchos lugares del mundo. Esta práctica consiste en torear a toros exhibiendo a los espectadores su cansancio y agonía que cada vez es mayor hasta que el animal queda desconcertado y los toreros, al final, acaban con su vida.
En un sentido más amplio, la tauromaquia incluye además todo el desarrollo previo al espectáculo como tal, desde la cría del animal, hasta las manifestaciones artísticas o de carácter publicitario sobre tal espectáculo.

En mi opinión la tauromaquia no es un arte, es una forma de torturar. Es claramente una crueldad hacia los animales, en este caso, los toros. No encuentro bien que las personas, para conseguir diversión y placer, tengamos que torturar hasta la agonía a un animal.
Hay muchas razones por las que mucha gente opina lo mismo que yo. El espectáculo taurino no se merece estar vigente por la simple y clara razón de que es una práctica de agresividad y crueldad que atenta contra los derechos de los animales, y que no tendría que ser considerada una manifestación cultural o artística.
El animal, antes de que finalmente muera, sufre mucho, hasta el punto de agonizar. Para él representa un intenso y doloroso maltrato físico el hecho de lidiar con el torero y recibir en todo momento estocadas con objetos punzantes hasta matarlo. También un maltrato psicológico, ya que los gritos de la gente, los objetos que muchas veces tiran y la presión que soportan son enormes. ¿Es pues, necesario hacer sufrir a un animal de esta manera porque algunas personas se diviertan? No, realmente no.
También hay gente que defiende el espectáculo taurino. Argumentan que se trata de una tradición cultural y un espectáculo digno muy aclamado por la gente. Pero a lo largo de la historia ha habido muchas tradiciones y por causas o motivos evidentes se han tenido que abolir.


En conclusión creo que la tradición, el espectáculo y la cultura evolucionan y si queremos que lo hagan bien, tenemos que querer que se liberen de sus elementos más brutales y salvajes. En una sociedad demasiado cruel como la nuestra, conviene que combatamos y destruyamos las formas de sufrimiento inútil y evitable como podamos.


Helena Huguet

2 comentarios:

Teresa dijo...

Muy buen artículo a todos los niveles: Estructura, argumentación claramente expresada, nivel de lenguaje, corrección morfosintáctica, estilo...
Apenas puedo encontrar error que comentarte...quizá un "porque" que debería sustituirse por un "para que" en la oración "manera porque algunas personas se diviertan", una cacofonía en "tenemos que querer que" y poco o nada más.
Felicidades.

Helena dijo...

Gracias Tere:) Intentaré corregir estos errores a la próxima.