29 octubre 2009

Argumentación ley del aborto.

Últimamente, se ha hablado mucho de una fuerte polémica sobre la reforma de la ley del aborto (y se sigue haciendo).
La ley que ha sido modificada, databa de 1985 y permitía el embarazo bajo tres circunstancias:
Que sea necesario para evitar un grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la embarazada y así conste en un dictamen emitido con anterioridad a la intervención por un médico especializado, distinto de aquél que deba practicar el aborto.
Que el embarazo sea consecuencia de un hecho constitutivo de delito de violación, siempre que el aborto se practique dentro de las doce primeras semanas de gestación y que el mencionado hecho hubiese sido denunciado.
Que se presuma que el feto habrá de nacer con graves taras físicas o psíquicas, siempre que el aborto se practique dentro de las veintidós primeras semanas de gestación y que el dictamen, sea emitido por dos especialistas de un centro o establecimiento sanitario, y distintos de aquél cuya dirección se practique el aborto.

El objetivo de la reforma del aborto es además "dar más seguridad" y "garantías" a las mujeres y a los médicos, después de que en 2007 se descubrieran abortos presuntamente fuera de la ley (en centros ilegales, no se cumplían dichas condiciones o las madres eran menores de edad.. entre otros) y se detuviera a varias personas, lo que desató las protestas y huelgas de los centros acreditados.

Durante las proposiciones sobre la posibilidad de la reforma, la polemica se extendió a si las jóvenes de 16 años podían decidir por ellas mismas, sin tener que pedir un consentimiento de los padres o tutores legales, si querían abortar.
El PP (cómo no) enseguida amenazó con recurrir ante el Tribunal Constitucional, y a la posibilidad de que la nueva ley no permita abortar cuando se detecten malformaciones en el feto después del plazo establecido, además han intentado obstaculizar su tramitación en la mesa del congreso. Siguen en su salsa y creen que la nueva ley del aborto es totalmente anticonstitucional, casi en la línea de el Papa de Roma, quien lo considera un asesinato en toda regla.

Yo, personalmente creo que la ley del aborto sólo pretende dar un abanico más amplio de posibilidades para las jóvenes. Además, creo totalmente incoherente que una chica de 16 años no pueda decidir por ella misma si puede y desea seguir adelante con el embarazo, ya que la mayoría de edad sanitaria establecida es de 16 años. Es decir, un chico/chica de 16 años puede decidir si quiere donar sangre, e incluso si desea donar un órgano.

Además, que con la nueva ley una menor de edad pueda decidir y procesar el aborto sola, no significa que todas las chicas adolescentes prescindan de sus padres o tutores legales para hacerlo. Me arriesgaría a decir que la mayoría de ellas contarían con sus padres para que las ayudaran en ésta dura experiencia. Al menos yo lo haría.
Pero podemos estar convencidos, que muchas de aquellas prácticas ilegales han sido realizadas por chicas menores de 18años que seguramente por miedo o confusión, no han querido contarle a sus padres que se habían quedado embarazadas, ya sea porque la mentalidad de éstos les impediría entenderlo, porque están radicalmente en contra del aborto o simplemente por motivos religiosos, que aunque no lo pensemos, están muy presentes en nuestras vidas.
Cuando una chica se somete a dicha práctica ilegal, le supone distintos riesgos que pueden conducirla a una fatalidad, para ella, entonces ya no tendrá ningún derecho. Lo echo, echo estará.
Pienso que con esta ley, todos estos embarazos no deseados, estarán más controlado, y en los casos de aborto, se les podrán proporcionar a las embarazadas una mejor cobertura sanitaria y seguridad.

Por suerte, ésta ley ha sido aprobada, pero los partidarios que no la apoyan ya se están movilizando para que el proceso se invierta.
Por ejemplo, el 17 de octubre, tubo lugar una manifestación en Madrid en motivo de protesta hacía la ley del aborto. En éste suceso, no podía faltar el Ex-presidente del gobierno José María Rodríguez Zapatero, quien dijo que la reforma legislativa “pasaba de todo límite”. Además de éste personaje, otros miembros partidarios de la derecha española cómo Esperanza Aguirre, maría de Cospedal, no faltaron a ésta marcha.
Además de falsar las estadísticas, que cómo todos sabemos es muy fácil, los organizadores de la protesta aseguraron que acudieron más de dos millones de personas a la manifestación.
Según cálculos realizados a través de fotos aéreas, dónde se calculan los metros cuadrados que ocupa las personas, se sabe que no acudieron más de unas 265.000.
Bien, aunque que por lo que podemos ver, siempre hay alguien que pone zancadillas, yo, en mi opinión, espero que está ley siga adelante al y como se ha dictaminado.

2 comentarios:

Teresa dijo...

Natalia:
Una argumentación impecable si prescindimos de los párrafos finales donde creo que te vas del tema al extenderte en la explicación sobre el número de asistentes a una manifestación.
Por cierto que me he quedado con cara de boniato (utilizo el símil o metáfora aprovechando la época en que estamos)al ver que hablas de un tal ex-presidente¡Jose María Rodríguez Zapatero! (¿Estás segura?).

Por último, no escribas "en mi opinión" ¡NUNCA MÁS!.
¡Felicidades por el comentario!

Natalia dijo...

Teresa! que no hablava de Zapatero, hablaba de Aznar!!!!