06 octubre 2009

EL BOTELLÓN

El botellón es un problema, que preocupa a todos los tutores de los practicantes, vecinos y personas vinculadas al trabajo público.
La practica del botellón en nuestro país empezó en el periodo de crecimiento económico, evidente mente a menor escala, ya que los jóvenes de aquella época se divertían nocturnamente de modo distinto, un modo más caliente , una cultura de baile muy amplia por parte de los muchachos que se ha ido perdiendo en el transcurso del tiempo.
La intención no es afirmar el cuidado y el respeto de nuestros ancestros, que no era del todo común pero si bastante extenso, la intención es advertir a los practicantes del botellón que hay diversos modos de divertirse por la noche que no incluyen el alcohol en su procedimiento.
El botellón está completamente prohibido en las vías públicas pero como ya deben saber esta forma de diversión se sigue haciendo en las vías públicas de modo desmesurado e irrespetuoso.
El problema del botellón se puede evitar desde arriba , constituyendo leyes de apoyo a la creación de lugares sociales, de actividades interesantes muy diversas adaptadas a cada grupo juvenil. Pero el principal deber de todos los miembros maduros de la sociedad es mentalizar a la gente que el botellón no es una forma de diversión sana ni constructiva. Habría que concienciar a los jóvenes de la nocividad del alcohol en abuso y de los productos químicos de las mismas bebidas.
Si queremos frenar el botellón se debe conocer a fondo el motivo exacto de cada participante de cuyo acto previamente comentado ya que cada individuo conoce sus motivos.
Ya sabemos que el estado quiere reducir esta practica pero usa técnicas muy aburridas y poco impactantes ya que para los alcohólicos de sábado las lecciones son solo papeles sin ninguna importancia . Esta claro que el alcohol divierte y activa a las personas en el acto, por eso unas simples clases preventivas no sirven de nada, la única arma válida es la psicología individual y
la administración económica del padre o madre del afectado y la comprensión hacia el hijo.
En caso de caer en la trampa del botellón en edad adulta, se debe solucionar mediante el diálogo
con compañeros centrados , psicólogos etc.
Por último queda el grupo de personas asistentes en los botellones, no repetitivamente y controlando el consumo que son las personas iconos para todos los jóvenes , a los que se debe
seguir y escuchar , este grupo es el más poderoso ya que se divierte , cuida su salud , y no
lleva a cabo acciones perjudiciales para los vecinos, esta gente puede acabar con el botellón.

En conclusión el botellón es una práctica que se debe reducir rápidamente usando las técnicas más adecuadas y menos perjudiciales para el afectado y en el caso de las personas más educadas y controladas se podría continuar un botellón controlado.

La solución al problema está en la reflexión , la fuerza de voluntad y el diálogo.

4 comentarios:

laia dijo...

quien la ha escrito? :O
me ha gustado mucho, hay mucha información.

Natalia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Natalia dijo...

sisi ttendrías que pasanos la biliografía para poder usarla nosotros la próxima vez..

Teresa dijo...

Cristian:
Esta vez, sólo comentaré el vocabulario de tu artículo. Has hecho un esfuerzo por emplear vocabulario que consideras de un nivel elevado y más técnico, pero, debes tener mucho cuidado y asegurarte de que el término que utilices sea el adecuado y más preciso pues de lo contrario lo que intentas explicar quedará ambigüo y confuso. Así por ejemplo cuando hablas de "tutores de los practicantes" para referirte a los padres o "ancestros" refiriéndote a una o dos generaciones anteriores. Vigila pues y no busques la dificultad en la expresión sino la PRECISIÓN léxica.